¿Una fiesta?

Siempre lo he dicho y siempre lo diré. Ponerse a correr delante de una manada de toros es una tremenda gilipollez, y los Sanfermines, por mucha tradición y mucha épica que tengan, son una autentica salvajada. Pero bueno, estamos en España.
Ahora que, si un toro les destroza con los cuernos, que no se pongan a lamentarse y a llorar. No se hubieran puesto delante.

1 respuestas:

the_changos_girl dijo...

Odio eso desde q lo conoci, es algo completamente repugnante.

Saludos, dani!