Britzingen

Britzingen. Complicada palabra ¿no?. Seguro que muchos os preguntáis de donde sale, de porqué ese es mi nombre en internet (aunque en la mayoría de paginas y foros uso Brit, que es mucho mas fácil de recordar y escribir para un hispanohablante).
La respuesta, que algunos ya sabéis, es que es el nombre de un pequeñisimo pueblo (unos 1000 habitantes) situado en el sur de Alemania, en la zona de la Selva Negra (Schwarzwald), en el estado de Baden-Württemberg. Allí viví durante dos inviernos durante el tiempo que estuve saliendo con una chica alemana (Nadja), que vivía allí con su familia.
Guardo muy buenos recuerdos de aquel pueblo. Aunque, evidentemente, la razón principal de todo aquello era estar viviendo con una chica a la que amaba, y eso es lo más importante. Pero hay otra cosa: desde pequeño admiraba Alemania, su cultura, el país, su lengua, y uno de mis mayores sueños era visitar algún día ese país. Pero nunca imaginé llegar a vivir allí, aunque solo fuera un par de meses al año durante dos años. Vivir el día a día de lo que es Alemania (aunque la ciudad más grande que visité fue Freiburg, nunca he visto Munich o Berlin), sus tiendas, sus calles, su forma de vida, sus costumbres, su gente, el hecho de escuchar alemán todo el tiempo (aunque los padres de Nadja estudiaban español y lo hablaban algo). Todo eso era un sueño. Y aunque lo más doloroso cuando aquello acabó fue perder a Nadja (eso era lo más importante), también fue muy triste perder todo lo demás: todo aquel mundo nuevo que se me había presentado, todo un posible futuro en un lugar diferente; empezar de nuevo y romper con el pasado. Aun hoy día echo de menos todo aquello, aquel lugar, aquellos fríos días, la nieve, sacar a los perros, ir al McDonalds, ir en moto, salir de compras. Y la tristeza que me invade cuando recuerdo esos días, me indican que también echo de menos a Nadja. Pero creo que eso lo haré siempre, es un recuerdo colectivo que permanecerá ahí, aunque conozca o me enamore de otra persona.
Reconozco que evocar todo esto me pone muy triste, pero también me doy cuenta de que allí pasé los momentos más felices de mi vida.
Danke schön Azemone.


1 respuestas:

the_changos_girl dijo...

Ah... te entiendo.

No pasé tanto tiempo, y tampoco fué en una ciudad de la hermosa Alemania.

Fué en una pequeña ciudad, a 250km de la mía, aqui, pero pasé muchísimo tiempo viviendo una vida bastante diferentes a la mía por aquí.

Pero como le digo siempre a mi madre, "si bien académicamente fuí un verdadero desastre, no me arrepiento, porque amé cada minuto que estuve ahí".

Saludos, dani!