Un par de fotos

Hoy hacía un día precioso: estaba oscuro, hacía viento, frío y llovía. Perfecto para salir a la calle a pasear y sentir que estás vivo. Llevaba un buen rato paseando cuando he entrado en un parque, uno de los pocos sitios de esta ciudad en los que puedes mirar al horizonte y no ver edificios (no demasiados) y me he quedado como un tonto mirando al cielo: estaba muy oscuro pero hay una franja de luz debajo donde el sol intentaba hacerse notar y retardar un poquito más la inevitable oscuridad de la noche. Entonces, ni corto ni perezoso, he cogido mi móvil y he hecho una foto. No es algo que haga normalmente, a pesar de que la cámara de mi teléfono móvil es bastante buena según parece:



Pero lo mejor ha venido después. Cuando volvía a casa, pasé otra vez por el parque y se estaba poniendo el sol. Uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza. Esta foto no refleja, ni mucho menos, la increíble belleza de este ocaso (y menos con un teléfono móvil), pero tampoco queda mal. Resumiendo, unas fotos feas, hechas con el móvil, y sin ni siquiera molestarme en caminar un kilómetro arriba para que no se vieran los coches o los postes de luz (risas). Pero ha sido algo espontaneo en un precioso día, y aquí pongo las fotos.
Portaos bien que mañana vienen tres barbudos sacamantecas.

2 respuestas:

Tusabesquien dijo...

Ummmm extraño, extraño... Dani hablando de lo maravilloso que es un ocaso... estas enamorado loco??? xD

the_changos_girl dijo...

Hermosos, dani.

Me sorprende la calidad de la cámara de tu celular... O_O es impresionante.

Pero es lo de menos cuando se trata de paisajes naturales.

Saludos!