Noticias de actualidad


Adiós al flamenco de EEUU, alter ego del enano de jardín europeo
WASHINGTON (AFP) - Los últimos flamencos rosas de plástico, que los estadounidenses plantan en su césped al igual que los europeos ponen enanos de jardín, salen de la fábrica de Massachusetts donde se creaban hasta ahora y que cierra sus puertas para dolor de los nostálgicos.
"El flamenco rosa está en el panteón de los iconos de la cultura popular estadounidense", afirma el profesor Robert Thompson, que enseña Cultura Popular en la Universidad de Syracusa de Nueva York.
"Si dices estas dos palabras, 'Pink Flamingos', todo el mundo en el país sabe a lo que te refieres", añade.
La fábrica de Leominster (nordeste del país) que creó hace 49 años este pájaro de resina rosa con patas de acero para clavar en el suelo anunció que cesaría la fabricación de estos moldes el 1 de noviembre, porque la resina ya es demasiado cara. Desde 1957 han vendido 20 millones de ejemplares.
"En los años 50, representaba el exotismo tropical de Florida, que se llevaba al jardín tras pasar el invierno. Era el tiempo de un optimismo de postguerra", asegura el profesor Thompson.
A partir de los años 70 comenzaron las burlas al objeto, que se convirtió en "un pilar de la cultura 'kitsch'", recuerda el profesor.
Un director 'underground' realizó en 1972 una película burlesca y 'trash' que tituló, precisamente, 'Pink Flamingos'.
En la web de la fábrica se pueden comprar flamencos rosas de plástico vendidos desde China. Union Products, la fábrica en cuestión, trabaja ahora con cuatro personas, pero en los años 80 vivió su apogeo.
Su fundador, Don Featherstone, hoy jubilado, fue honrado con la entrega del premio Nobel paródico 'Ig Noble' (por 'Ignoble Nobel') en 1996 en la categoría de 'Arte' por "su esplendor en la hierba". El premio, satírico, es entregado anualmente por la Universidad de Harvard desde 1991 para recompensr a "los creadores de obras que hacen reír antes de hacer reflexionar".
"No me sorprendería que la fábrica revendiera los moldes a un fabricante especializado que se instalaría en este nicho de mercado que son los nostálgicos y los amantes de la ironía", afirma Thompson sobre una negociación que fue confirmada a AFP por la propia empresa.
"Este país sin flamencos rosas de plástico sería como si Papá Noel cerrase", concluye el universitario.

2 respuestas:

Ignaz dijo...

visit my blog http://ignazchilensch.blogspot.com/

the_changos_girl dijo...

O_O no!!
¬¬ sonará raro, pero siempre quise tener parque y poner uno de esos en mi jardín...asi ha llegado a quemarnos el cerebro la cultura norteamericana...ñ.ñ jejeje

dani! grax nuevamente por lo delblog!!!
*O* que haría sin ti muchacho! jejeje

saludo$!

bye~!