No comment

Una chica aprieta el cuello de su amiga hasta que se desvanece. Imagen de uno de los vídeos ya retirado de You Tube (Foto: Vídeo de You Tube / Internet )Un peligroso juego se ha puesto de moda entre los adolescentes suecos. Se trata de perder la consciencia por unos segundos y poder sentir el miedo de rozar el umbral de la muerte. Y no hace falta consumir drogas ni tomar otro tipo de sustancias, bastan las manos de un amigo o amiga para producir lo que llaman un «kick» de unos segundos de desvanecimiento, pero que puede tener unas consecuencias muy graves.

Los más jóvenes lo consideran una diversión y, dicen que la «gracia» está en poder grabar con el teléfono móvil la escena y después poder subir el vídeo a Internet para que lo vean el resto de los amigos. Los otros, algo más mayores, lo hacen porque es una forma de emular los métodos del marqués de Sade. Se trata de intentar conseguir el placer sexual de la erección del ahorcado, o bien, poder alcanzar un orgasmo extremo.

Lo cierto es que en «You Tube» se podían contar ayer casi un centenar de estos vídeos, pero cuando la Desmayada, la chica es ayudada por su amiga para recuperarse. Imagen de uno de los vídeos ya retirado de You Tube (Foto: Vídeo de You Tube / Internet )noticia de lo que hacían unas niñas de unos 12 a 14 años de edad de la ciudad Linköping salió en la Prensa del país, casi todos los vídeos relacionados fueron retirados de inmediato.

El juego del «strypleken» (estrangulamiento) es muy peligroso porque puede producir daños en el cerebro e incluso la muerte. «Por una parte influye en el ritmo cardiaco y puede llegar a producir una parada cardiorrespiratoria. Por otra, el riesgo de parar el riego sanguíneo del cerebro puede dañarlo de forma irreversible» dijo el neurólogo sueco Nils Wahlgren. Sin aventurarse sobre lo que podría estar detrás de estas prácticas, el neurólogo apuntó que tal vez de deba a la necesidad de atención que tienen los adolescentes.

1 respuestas:

the_changos_girl dijo...

O___O las cosas q hacen los chicos hoy en dia, realmente no dejan de sorprenderme, dani, eso es algo inaudito.

Saludos!