Niña reservista

No hay nada más repugnante que usar a los niños para fines políticos, pero ¿que se puede esperar de un esperpento como Chávez?

1 respuestas:

the_changos_girl dijo...

Es asqueroso e indigno!

Usar niños para promover intereses políticos y económicos, de cualquier partido, es algo repugnante.

Chavez, sinceramente, me parece un puerco. Un animal, un bruto y una bestia.

Y si tanto le preocupa su país, que se ocupe de su pueblo, donde el agua, un derecho primordial y legítimo para cualquier ser humano, es más cara que el petróleo.

Saludos, dani!